sábado, 19 de noviembre de 2016

LA OCTAVA ESTRELLA

Resultado de imagen para BANDERA nACIONAL DE vENEZUELAPiar recién había caído derrumbado bajo el peso de la acusación y la condena que no pudieron soportar sus cualidades de guerrero invicto. Faltaba algo más de siete meses para que apareciera el Correo del Orinoco y el doble para que se instalara el Congreso de Angostura, pero Guayana había sido escenario de importantes hechos que estimulaban al General Bolívar llevar adelante la empresa libertaria. Además, el comportamiento de los guayaneses había sido y continuaba siendo ejemplar. Guayana lucía ideal, inexpugnable, segura, un verdadero Escudo, lo cual estimulaba a pensar que la Patria podía sostenerse imbatible sobre el arco sur orinoquense, cruzar los Andes y llegar hasta la Potosí, tal cual como lo había soñado Bolívar en Casacoima. Era pues justo reconocer a la Provincia que sería dentro de poco Capital provisional de Colombia, su derecho a estar representada en el Pabellón Nacional, al lado de Caracas, Barcelona, Cumaná, Margarita, Barinas, Mérida y Trujillo, provincias que el 5 de julio de 1811 formaron la Confederación Venezolana y se declararon libres e independientes.
         El 20 de noviembre de 1817, dos días antes de marchar en campaña sobre los Llanos y el Occidente de Venezuela, el Jefe Supremo Simón Bolívar estampó su firma en el siguiente Decreto:
         “Habiéndose aumentado el número de Provincias que componen la República de Venezuela por la incorporación de la de Guayana decretada el 15 de octubre último, ha decretado y decreto:
         “Artículo Único.- A las siete estrellas que lleva la Bandera Nacional de Venezuela se añadirá una, como emblema de la provincia de Guayana de modo que el número de las estrellas será en delante de ocho”.
         Desde entonces el Tricolor Nacional comenzó a flamear con ocho estrellas azules colocadas en línea recta a lo ancho de la franja amarilla hasta que por Decreto del Congreso General de Cúcuta, el cual se instaló en mayo y clausuró sus sesiones el 14 de octubre de 1821, se dispuso que el Pabellón de Colombia continuara siendo el mismo proclamado en Venezuela en 1811, agregándole el Escudo de la Nueva Granada.
         A raíz de la disolución de al Gran Colombia en 1830, el congreso Constituyente de Venezuela, reunido en Valencia bajo al presidencia del doctor Miguel Peña, adoptó la misma Bandera (amarillo, azul y rojo), pero sin estrellas y con las cornucopias del Escudo invertidas.
         En 1836, Presidencia del doctor José María Vargas, se dispuso reubicar el Escudo de Armas en el tercio de la franja amarilla.
         La Guerra Federal o Guerra de los Cinco Años iniciada en Coro por los Generales Juan Crisóstomo Falcón y Ezequiel Zamora, enarboló junto con la divisa amarilla de la revolución la Bandera Nacional con las primitivas estrellas azules en línea recta sobre franja amarilla, pero en número de siete y no de ocho como lo había dispuesto el Libertador.
         En 1930, Dictadura de Juan Vicente Gómez, se adoptó la Bandera de nuestros días, es decir, con las siete estrellas blancas en el centro formando arco de círculo con la convexidad hacia arriba.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada